Cómo decorar una oficina de una agencia de marketing o publicidad

oficina

El entorno de trabajo en una agencia de marketing o publicidad es súper importante. Encontrar la inspiración y ser más productivos depende mucho de dónde estemos trabajando y de qué nos rodeemos. Y es que en la oficina pasamos gran parte de nuestro día a día y lo importante es estar cómodos para poder currar a gusto.  

Así, deberíamos valorar cada elemento a incorporar con la relevancia que merece, y en el caso de las sillas de escritorio, estas son totalmente indispensables, sobre todo por las comodidades que representa para el trabajador. Ya que no debemos de olvidar que este pasará gran parte de su tiempo trabajando sentado sobre la misma.

Cómo valorar qué tipo de sillas incorporar a la oficina

La enorme variedad de stock disponible en prácticamente cualquier tienda especializada en la venta de sillas para escritorio nos posibilita el acceso a gran cantidad de diseños y modelos, por lo que no existirán limitaciones en este sentido, abriéndose un gran abanico de posibilidades ante nosotros, a saber:

Escoger una silla en base a su comodidad: Dentro del mobiliario de oficina habitual, las sillas de ordenador suelen ocupar un lugar de gran relevancia en el mismo, ya que de ellas depende la ergonomía del trabajador al trabajar, así como (a la larga) la salud del mismo. Por lo que deberemos de escoger un modelo que potencie su comodidad lo máximo posible si queremos potenciar la productividad del mismo a la par que evitar posibles dolores de espalda y bajas laborales debido a ello en un futuro.

Algunos de los factores a tener en cuenta y que nos ayudarán a cumplir con este objetivo son:

  • Que la silla sea regulable.
  • Que sea giratoria, para aportar así mayor movilidad al trabajador.
  • Que disponga de un buen respaldo lumbar donde reposar todas las largas horas que pases sentado trabajando.
  • Reposabrazos firmes, pero también cómodos.

Piensa en el cliente: La imagen de una empresa lo es todo, por lo que si en este mismo lugar vas a recibir a clientes, o establecer reuniones con proveedores, asociados, etc. Deberás de ofrecer una buena presencia a través de las sillas disponibles. Optar por un diseño atrevido e innovador, u otro algo más clásico. Todo depende de lo que case mejor con la estética global del entorno. Evidentemente, existen modelos de sillas XL y otras de corte ejecutivo especialmente pensadas para el recibimiento de personas importantes (típicas en los despachos de los jefes) que casan a la perfección con este tipo de situaciones.

El tapizado de sillas: En ocasiones, comprar sillas de escritorio suele ser una inversión bastante alta, sobre todo cuando estamos hablando de una agencia de marketing donde trabajan gran cantidad de empleados. Más aún cuando compras modelos de sillas exclusivos, que incluyen todos los avances actuales y las nuevas tecnologías aplicadas a la comodidad del trabajador, por lo que ante cualquier desperfecto, o el mero desgaste típico causado por el paso del tiempo, es probable que prefieras tapizar la silla para darle una segunda vida útil en vez de lanzarte a comprar una silla de escritorio nueva. La mayoría de empresas del sector suelen incorporar este servicio, por lo que en un principio no tendrás problema alguno para encontrar técnicos tapiceros expertos.

Las mejores sillas de escritorio para tu oficina en casa

Trabajar desde casa es cada vez más habitual, y dentro del propio sector del marketing podemos encontrar un claro ejemplo de ello. Cada vez más freelancers trabajan aplicando distintas técnicas de marketing online desde casa, por lo que hacen de su vivienda su entorno de trabajo, y esto pese a ser positivo en muchos aspectos, también es duro, ya que debes de saber diferenciar el tiempo de descanso de tus obligaciones laborales, lo cual suele ser bastante complicado. Si dispones de una habitación libre en casa, úsala como oficina y aplica este mismo método al comprar la silla de escritorio adecuada para ti, ya que te ayudará a crear una línea imaginaria que te haga diferenciar entre tu horario de trabajo y el tiempo libre habitual.