Las nuevas habilidades digitales se incorporan a los centros con Bachillerato Internacional

post-bachillerato

[En Colaboración con The Global College]

La transformación digital afecta a todos los estratos de nuestra vida. Cómo no, también a la educación. Teniendo en cuenta que el mercado laboral cada vez demanda más perfiles expertos en nuevas tecnologías, es lógico que los currículos se adapten para satisfacer esta demanda. Muchos estudiantes eligen cursar el Bachillerato Internacional en Madrid precisamente porque saben que tendrán la oportunidad de adquirir aptitudes digitales que les serán de gran utilidad en su futuro profesional.

Cuando hablamos de transformación digital, no nos referimos sólo a la incorporación de nuevos recursos y dispositivos en los centros educativos, sino también a un cambio que se deja ver en las metodologías y los planes de estudios.

La educación ha cambiado para responder a las exigencias del mundo actual. Por eso, los centros de enseñanza han de adaptar sus metodologías para que los estudiantes puedan desarrollar nuevas competencias relacionadas con la innovación y la tecnología. La tecnología dará lugar, sin duda alguna, a puestos de trabajo que hoy en día no existen. Es por ello que es muy importante que los centros educativos busquen que el alumnado adquiera nuevas habilidades que les preparen para afrontar los retos del futuro y apostar por metodologías educativas innovadoras y por la personalización.

¿Qué es la metodología del Design Thinking?

Hablamos de esta metodología para referirnos a la fase en la que un diseñador trata de dar con una solución para resolver los problemas de sus clientes. Esta forma de trabajar se ha trasladado a la enseñanza para individualizar la atención y afrontar directamente las necesidades de cada alumno. Se trata de dar al estudiante armas para encontrar ideas innovadoras y eficaces, echando mano de métodos como el brainstorming para solucionar problemas. Esto alimenta habilidades como el liderazgo, el emprendimiento y el espíritu de colaboración. Con esta metodología se busca además formar personas más críticas y competitivas, rasgos que les serán de utilidad en su vida laboral.

La metodología inversa

Por otro lado, cuando hablamos de la metodología inversa, hablamos del hecho de que el alumnado estudie las materias en casa de forma autónoma para trabajarlas posteriormente en clase con actividades y ejercicios más complejos. Este modelo busca optimizar el tiempo en el aula para afrontar allí las tareas más complejas, dejando las sencillas para casa. Por ejemplo, la memorización de conceptos. Para clase quedarían las relacionadas con el análisis, el razonamiento o la reflexión.

Las ventajas de la innovadora metodología inversa son muchas. Por ejemplo, el hacer que el alumno sea responsable de su aprendizaje, la personalización de la enseñanza y el desarrollo de habilidades críticas y analíticas.

La gamificación

La gamificación, es decir, la implementación de juegos en los programas educativos, tiene también importantes ventajas a tener en cuenta. Aumenta el interés, la motivación y el esfuerzo por medio del entretenimiento. Está demostrado que las actividades lúdicas facilitan notablemente la interiorización de los conceptos. La tecnología es fundamental en esta metodología. Las aplicaciones o las webs son herramientas perfectas para desarrollar este tipo de actividades en el marco de un modelo educativo que busca mejorar los resultados.

[En Colaboración con The Global College]

Social Media Freelance. Blogger en lacriaturacreativa.com. Fan absoluto de las redes sociales, la creatividad, el diseño y, en general, de todo lo que signifique comunicar de una forma diferente.