Breve esbozo para entender el posicionamiento SEO

seo-post-01

[Contenido patrocinado]

Oímos mucho hablar de posicionamiento SEO y hasta conocemos su importancia. El posicionamiento en buscadores es un trabajo que hay que dejar a los expertos y a continuación os contamos por qué.

Ninguna empresa ni negocio, -por pequeño que sea-, puede eludir su cita con Internet. La red reclama presencia pero para ello hay que dar los pasos con acierto y el posicionamiento SEO es indispensable para conseguir lo que todos quieren: estar en el primer lugar en los buscadores.

Para lograr que los motores de búsqueda lleguen a posicionar una página web hay dos formas de hacerlo, una de ellas es a través del SEO (Search Engine Optimization) es decir, a través del posicionamiento orgánico y natural de las visitas de los posibles clientes y otra a través del SEM (Search Engine Marketing) o publicidad en línea, un método de pago.

Para lograr un buen posicionamiento SEO hay que contar siempre con la ayuda de profesionales expertos de una agencia de diseño web de referencia que además lleve a cabo un trabajo integral y ponga en marcha estrategias de marketing digital. El proceso es sencillo. Debemos considerar que cada motor de búsqueda cuenta con unos algoritmos que son algo así como “la joya de la corona” y se mantienen en secreto, esto quiere decir que no lo ponen fácil a nadie para que su estrategia de marketing funcione a la primera de cambio, todo lo contrario.

 

El 99% de navegantes se queda con la información que le ofrece el resultado de las primeras páginas

El extremado celo que tienen los motores de búsqueda respecto a sus algoritmos es para evitar el spam, para evitar que se posiciones páginas fraudulentas, porque los usuarios quieren obtener resultados positivos sobre su búsqueda y de no encontrarlos en un buscador, irán a otro.

Ocurre también que los algoritmos cambian o pueden cambiar de la noche a la mañana y una página que, suponiendo, se encuentra en el número 3, pase a estar en el puesto 30 de un dia a otro. Y a este funcionamiento cambiante sólo pueden responder los expertos.

Está más que demostrado que de cada 100 personas que realizan búsquedas a través del Google, -el titán de los buscadores-, el 99% se queda con la información que le ofrece el resultado de las primeras páginas. Quizás hay un producto, un artículo o un servicio mejor en la siguiente, pero de ahí no pasan.

Incluso el tipo de búsqueda que se realiza en la red se ha catalogado

Por un lado están los que buscan contenido; información en medios, foros, videos y más, por otro los que hacen búsquedas comparativas de precios e información sobre un producto específico y en tercer lugar los que realizan búsquedas para comprar.

Es posible que los usuarios de la red afinen la búsqueda tras una primera investigación y lo que deben saber los que venden en línea es qué palabras clave utilizan estos usuarios. Este es el principio básico, pero si el planteamiento es fácil, la realidad es mucho menos agradable.

Para conseguir estar en un buen lugar en los motores de búsqueda existen trucos, -algunos de dudosa ética que no son nada más que pan para hoy y hambre para mañana- y los principiantes más voluntariosos pueden leer una guia y seguir los pasos para conseguirlo, que es algo que el experto hará en mucho menos tiempo, porque el profesional también detectará errores y vías para conseguirlo, sabrá analizar el trabajo de la competencia y está mucho más cerca de descifrar qué es lo que demandan los algoritmos.

No hay estrategia SEO que no pase por crear enlaces de calidad al sitio web, ya sea escribiendo artículos con contenido de calidad en el mismo o como invitado en otros blogs, pero hay muchísimos más pormenores a tener en cuenta, de modo que, insistiendo, deja que sean los expertos quienes lo hagan y dedica tus esfuerzos a mejorar el producto o servicio a vender.

[Publipost patrocinado]

 

Social Media Freelance. Blogger en lacriaturacreativa.com. Fan absoluto de las redes sociales, la creatividad, el diseño y, en general, de todo lo que signifique comunicar de una forma diferente.