6 lecciones sobre social media que podemos aprender de Paquita Salas

paquita-salas3

Si hablamos de ficción española, Paquita Salas es una de las series que más lo está petando entre los jóvenes (y no tan jóvenes) de nuestro país. Empezó en la plataforma digital de Atresmedia Flooxer, pero después se trasladó a Netflix, donde lanzaron su segunda temporada. No cabe ninguna duda de que gran parte de su éxito viene del talento de todo el equipo que está detrás de la serie, pero la estrategia que han seguido en redes sociales también ha contribuido a que Paquita levante pasiones.

Y es que los medios sociales se han convertido en parte imprescindible para comunicar esta serie. Pero no solo eso, los perfiles de Paquita en Twitter, Instagram o Facebook aportan una experiencia complementaria a la serie y ayuda a fidelizar a los fans para que aquellos que ya la han visto no la olviden tan fácilmente. Porque Paquita participa activamente en la conversación, ya sea recordando escenas de la serie, con contenidos exclusivos o buscando nuevos clientes mandando tweets a personajes famosos.

Llevo mucho tiempo siguiendo todo lo que está haciendo el equipo de Social Media de Paquita Salas y creo que se pueden extraer algunas lecciones interesantes. Por eso me he animado a escribir este post que espero que os resulte interesante.

Aquí arrancan las 6 lecciones sobre social media que hemos aprendido con Paquita Salas:

Habla el mismo idioma que tu público

El equipo de social media de Paquita Salas conoce muy bien a su público y eso se nota. Entre sus publicaciones nunca faltan los gifs o los memes e, incluso, se han atrevido a crear los suyos propios y a versionar algunos memes míticos. Si eres fan de la serie, seguro que en alguna ocasión has respondido a alguien con un gif de Paquita en Twitter o lo has insertado en alguna storie de Instagram. Porque sí, Paquita tiene sus propios gifs en Instagram stories también.



 

La importancia del contenido en redes sociales

La serie de Paquita Salas no se acaba en los 10 capítulos que tiene cada temporada. La historia de Paquita continúa también en las redes sociales y todos hemos podido ver como iba a visitar al “boss” de Netflix en Estados Unidos o como asesoraba a Alfred y Amaia en Eurovisión. Estos contenidos, pensados para difundir en redes sociales, son un complemento muy efectivo para fidelizar a los fans de la serie y para ir refrescando la memoria y que el personaje no caiga en el olvido.

 

El marketing en tiempo real

¿Que Edurne tuitea que deja de trabajar con su oficina de management? Ahí está Paquita para ofrecer sus servicios. ¿Que Cristina Cifuentes dice que no recibió sus correos sobre su trabajo de fin de máster? Pues Paquita le recuerda que mire en el spam, que a ella le pasó lo mismo. El marketing en tiempo real es una buena forma de conseguir repercusión en un momento puntual, pero en el caso de esta serie, también aporta naturalidad y hace que el personaje siga vivo más allá de la ficción.

 

El poder del humor en las redes sociales

El humor es un arma potentísima para conectar con el público y generar lazos emocionales con él. Está claro que siendo una serie de comedia, la estrategia que debían seguir en redes tenía que seguir el mismo camino. Pero el reto estaba en ser capaces de mantener el nivel de la ficción en un medio diferente como son las redes sociales. Yo creo que lo han superado y con creces.

 

La narrativa transmedia

Ya lo adelantaba antes. Paquita Salas es una serie que no se acaba en los capítulos que podemos ver en Netflix. Su personaje principal sigue viva en las redes, comenta momentos que pasan en la serie, recuerda escenas pasadas, aporta nuevos contenidos… Un claro ejemplo es el videobook de Mariona Terés que han publicado hace unos días en Twitter. Esto da una nueva dimensión a la serie y la enriquece para llevar la experiencia de los espectadores a otro nivel.

 

La nostalgia para conectar con los usuarios

Toda una generación nos sentimos súper identificados con Paquita Salas gracias a la cantidad de referencias a la cultura española de los años 90. Al igual que el humor, la nostalgia es una herramienta brutal para conectar emocionalmente con el público y eso también lo han llevado a las redes sociales. No es extraño ver cómo Paquita nos recuerda lo pequeño que era Ricardo Gómez cuando empezó “Cuéntame” o recupera series de antaño como “Médico de familia”

Social Media Freelance. Blogger en lacriaturacreativa.com. Fan absoluto de las redes sociales, la creatividad, el diseño y, en general, de todo lo que signifique comunicar de una forma diferente.