Hasbro lanza una edición para tramposos del Monopoly

monopoly-cheaters-edition

Que levante la mano quien haya hecho trampas alguna vez jugando a Monopoly. Sí, Hasbro estima que la mitad de los jugadores del famoso juego de mesa hacen trampas, así que ha decidido lanzar una versión especial para tramposos. Bajo el nombre “Cheaters edition”, esta edición estará disponible a partir de junio en Estados Unidos al precio de 20 dólares.

Tomo empezó en 2016. Como parte de una campaña, la compañía abrió una línea telefónica para ayudar a las familias en las disputas con el juego durante las vacaciones. Ahí se dieron cuenta de que había muchísima gente que hacía trampas y empezaron a darle forma a la idea.  Esta nueva versión es el fruto de 2 años de trabajo en Hasbro, donde un equipo de 4 desarrolladores se dedicó a replantear la mecánica del juego y hacer pruebas hasta dar con las normas definitivas de esta “versión para tramposos”.

En esta nueva edición han cambiado hasta el más mínimo detalle para adaptar el juego a la temática. Por ejemplo, en las fichas que se utilizan para jugar, el maletero del coche está cargado con el botín de un atraco, el sombrero está cubierto por una pila de billetes o el pingüino esconde un maletín lleno de dinero en su espalda. También han cambiado la dinámica para hacerlo más rápido, así que ya no se pueden comprar casas, solo hoteles, reduciendo el tiempo de juego de más de dos horas a cerca de 45 minutos.

Para desarrollar las nuevas reglas, se basaron en las 15 trampas más comunes que suele hacer la gente cuando juega a Monopoly: robar dinero del banco, quitarle el hotel de alguien, contar mal las casillas según lo que dice el dado… Pero también añadieron nuevas reglas para hacer el juego más divertido.

¿Y cómo funcionan estas trampas? Pues hay 5 casillas para trampas en el tablero. Cuando caes en una de ellas, tienes que coger una carta del montón en la que hay impresa una misión. Por ejemplo, Bank Heist tienta al jugador a robar dinero del banco en cualquier momento. Una vez robado, tiene que esperar a que pase la siguiente ronda de tiradas y, cuando le vuelve a tocar, avisa al grupo de lo que ha hecho y obtiene un bono secreto por haber “completado” la misión (en este caso, cada jugador tiene que darle 100 dólares al “tramposo”).

Pero si alguien en la mesa pilla a otra persona con las manos en la masa, deberá cumplir un castigo. En este caso sería pagar 100 dólares a cada jugador e ir a la cárcel. Por cierto, en esta versión ir a la cárcel es un poco más vergonzoso porque debes atar tu muñeca a las esposas que incluye el tablero.

Todavía no sabemos cuándo llegará a España pero tengo unas ganas increíbles de probarlo, porque tiene la pinta de ser muy muy divertido. Y tú, ¿te animarías a jugar a esta versión de Monopoly?

Social Media Freelance. Blogger en lacriaturacreativa.com. Fan absoluto de las redes sociales, la creatividad, el diseño y, en general, de todo lo que signifique comunicar de una forma diferente.