La Venuseta, un helado para sensibilizar y recaudar fondos para la investigación contra el cáncer de mama

venuseta-00

Gonzalo Bayarri y María Jesús González son la pareja al frente de Bayarri, una heladería artesanal en pleno paseo marítimo de la Playa de Puzol, en Valencia. María Jesús, artista plástica de profesión, se encuentra en recuperación de un cáncer que le diagnosticaron un año atrás, un proceso en el cual decidió a crear un proyecto que ayudara a recaudar fondos a favor de INCLIVA, el Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Clínico y la Universitat de València.

Así es como nació La Venuseta, un polo solidario con un diseño muy especial. «Pensé en la Venus de Milo como símbolo de belleza clásica. En su caso, una belleza mutilada, ya que no tiene brazos. Algo que, sin duda, la convierte en una escultura más singular e icónica. Si además le quitábamos un pecho, añadíamos un giro conceptual y simbólico a la figura. La Venuseta visibiliza y reivindica otras bellezas más allá de los cánones», cuenta María Jesús.


Config3_IGFeed_ES_EUR


Para llevar el proyecto adelante, en Bayarri han contado con el buen hacer de la agencia valenciana Rosebud, quienes se sumaron a la iniciativa de forma altruista. Desde la agencia se encargaron del concepto general, el nombre, storytelling, el spot, el diseño web y el packaging. Además, también contaron con el artista Sergio Mora para crear la ilustración que da imagen a La Venuseta.

«Además del placer de poder contribuir a la causa, ha sido especialmente bonito porque hemos participado en todo el proceso, desde el diseño de la figura hasta la última coma del storytelling», cuenta Santi Sánchez, socio fundador de Rosebud y director creativo del proyecto.

«Había muchas cosas que decidir: si se le quitaba el pelo, si no; si se le hacía una cicatriz; cómo sería esa cicatriz… Cada detalle mínimo, podía tener un significado brutal. Participamos incluso en la selección de la receta. Todo era importante a la hora de encontrar el punto de equilibrio entre el concepto divertido e indulgente que debe tener un polo y el mensaje de concienciación que debía portar».

El resultado ha sido un éxito. La Venuseta ya está a la venta desde el fin de semana pasado y el lanzamiento ha tenido muy buena acogida. «En las dos primeras horas a la venta vendimos más de cien polos. Y en algún momento puntual hemos llegado a tener colas a lo largo del paseo marítimo, solo para comprar Venusetas», apunta Gonzalo Bayarri. En tan solo 5 días han vendido más de 700 Venusetas cuyo precio (3,50€ la unidad) se destina íntegramente a INCLIVA.

Si quieres saber más sobre el proyecto, puedes visitar su web, www.lavenuseta.es


NewCourses_FBorg_ES_EUR

Social Media Freelance. Blogger en lacriaturacreativa.com. Fan absoluto de las redes sociales, la creatividad, el diseño y, en general, de todo lo que signifique comunicar de una forma diferente.