Color Factory, ¿el lugar más 'instagrameable' del planeta?

color-factory-00

Color Factory es una exposición pop-up que abrió sus puertas el pasado 20 de agosto en Nueva York y que es una visita obligada para todo aquel que se encuentre en la ciudad y quiera posturear en condiciones en Instagram. Y es que esta muestra cuenta con 16 instalaciones llenas de color pensadas para que puedas hacerte fotos de lo más llamativas para luego poder compartirlas en tus redes sociales.

La idea de “Color Factory” era crear diferentes experiencias alrededor del color, pero también se ha convertido en un lugar perfecto en el que tomar algunas instantáneas con las que petarlo entre tus seguidores. Y es que, ¿a quién no le gustaría compartir una foto en una habitación con una piscina de bolas de color azul o en una habitación completamente llena de luces LED?



Otras instalaciones juegan con cintas de papeles de colores, luces, murales y muchos otros elementos que hacen que los visitantes se sumerjan en coloridas estampas difíciles de olvidar. Cada una de las experiencias se encuentran en habitaciones separadas e incluso existe un sistema de fotografía automático que funciona con un código QR. Cada visitante recibe una tarjeta con ese código en la entrada y puede ir haciéndose fotos que recibe instantáneamente en su correo electrónico.

La idea de “Color Factory” nació como una exposición colaborativa en torno al color y la creatividad en agosto del año pasado en San Francisco. Lo que iba a ser un evento de apenas un mes, acabó siendo una muestra que duró 8 meses con todos los tickets agotados. Ahora, tras ese éxito, ha llegado a Nueva York sin una duración determinada. Si andas por la ciudad, la dirección concreta donde se encuentra es 251 Spring Street y las entradas únicamente se pueden comprar por Internet desde su página web a un precio de 38 dólares más tasas.


Social Media Freelance. Blogger en lacriaturacreativa.com. Fan absoluto de las redes sociales, la creatividad, el diseño y, en general, de todo lo que signifique comunicar de una forma diferente.