#NoPriceOnKids, Unicef utiliza la etiqueta de productos de Instagram para acabar con el trabajo infantil

unicef-francia-instagram

Una de las mayores novedades que ha presentado Instagram en los últimos meses ha sido Instagram Shopping, la funcionalidad con la que se pueden etiquetar productos en las fotos de la red social. Y justo esa es la función que ha aprovechado Unicef para concienciar sobre un problema que afecta a miles de niños en todo el mundo: el trabajo infantil.

De esta manera, Unicef publicó en Instagram fotos de diferentes niños haciendo tareas como cargar ladrillos, recolectar basura o arreglar máquinas en una fábrica. Utilizando el tag de Instagram Shopping, pudieron ponerle un precio a cada niño, exactamente 0€, para hacer ver que “la vida de un niño no tiene precio”.

Obra de la agencia Brand Station (Paris), esta campaña busca concienciar a la gente a través de las redes sociales sobre la explotación infantil que se da en países como Irak, Bangladesh, Bolivia o Birmania. Para conseguirlo, han publicado las historias de 6 niños y niñas entre 5 y 13 años que, a pesar de su corta edad, ya saben lo que es trabajar.

Ellos son Mustafa, un niño de 6 años que trabaja con su padre arreglando máquinas en fábricas industriales de Bagdad (Irak); Rai, una niña de 13 años que cobra 3 dólares al día ayudando a reparar una carretera en Myanmar; Charlen, una niña que trabaja junto a otras jóvenes produciendo carbón vegetal en San Pedro (Costa de Marfil); Masud, que con 10 años es explotado en condiciones insalubres en un vertedero de Demra (Bangladesh); Ahmed, que trabaja cargando kilos y kilos de ladrillos sobre su cabeza en Tchad y Alina, una pequeña de 5 años que busca minerales junto a su madre en la mina Pailaviri (Bolivia).

 

Social Media Freelance. Blogger en lacriaturacreativa.com. Fan absoluto de las redes sociales, la creatividad, el diseño y, en general, de todo lo que signifique comunicar de una forma diferente.