Diesel muestra las desventajas de ser influencer en esta campaña cargada de humor

diesel-follower-01

Según la nueva campaña de Diesel, ser influencer no es una tarea fácil: tardan mucho en desvertirse, no pueden escaquearse de las fiestas o se comen la comida fría después de hacer 200 fotos para subir a sus redes sociales. Este es el hilo conductor de las piezas que la marca de ropa ha lanzado para presentar su colección primavera-verano 2019.

Bajo el lema “Be a follower”, Diesel apuesta por tomarse con un poco de humor el mundo de los influencers y defiende que ser un “follower” también tiene sus ventajas. Así, en los 5 spots que forman la campaña podemos encontrarnos con diferentes situaciones en las que se muestra lo cómoda y fácil que es la vida de los fans, mientras que las personas influyentes tienen que enfrentarse a algunas dificultades en su día a día que les impiden disfrutar completamente su vida.



Evidentemente estos spots son una parodia y dan una visión sarcástica sobre la cultura de los influencers en el mundo de la moda actual. Así, la marca ha sabido extraer los clichés que vemos a diario en las redes sociales por parte de estos personajes y les ha dado la vuelta para crear unas piezas provocativas y cargadas de humor.

Esta idea se refuerza al ver que incluso los diferentes anuncios están protagonizados por usuarios muy conocidos en las redes y que acumulan cientos de miles de seguidores como @eliasriadi, @kristennoelcrawley o @thenativefox.

La agencia detrás de esta campaña es Publicis Italia.


domestika-vuelta-cole

Social Media Freelance. Blogger en lacriaturacreativa.com. Fan absoluto de las redes sociales, la creatividad, el diseño y, en general, de todo lo que signifique comunicar de una forma diferente.