El boli que no deja de escribir nunca en una valla

Muchas veces la solución para crear una valla sorprendente y diferente puede ser más sencilla de lo que pensamos. Poned atención a lo que os mostramos hoy: un boli impreso, una cuerda anclada por sus dos puntas y… ¡tachán! Un boli que parece que no pare de escribir nunca. ¡Brutal!

Visto en: Interactivity

Social Media Freelance. Blogger en lacriaturacreativa.com. Fan absoluto de las redes sociales, la creatividad, el diseño y, en general, de todo lo que signifique comunicar de una forma diferente.