Una botella que se pela como si fuera una fruta

Que el packaging es algo importante en el producto, lo sabemos de sobra. Hoy os traemos un ejemplo de un envase que le da un valor añadido al producto y que además invita al consumidor a interactuar con él antes de consumirlo.

¿Cómo transmitir a través del packaging que la nueva línea de vodka Smirnoff está hecha con productos naturales? Pues convirtiéndola en una fruta y añadiéndole una cáscara exterior. Así, consiguen que el consumidor tenga que “pelar” literalmente la botella antes de servirse una copa y haga la asociación entre la bebida y los productos naturales con los que está hecha. Gran ejecución para un buen producto.





Visto en: Interactivity

Social Media Freelance. Blogger en lacriaturacreativa.com. Fan absoluto de las redes sociales, la creatividad, el diseño y, en general, de todo lo que signifique comunicar de una forma diferente.