Glassing | Kiss my glass

Muerto me quedé cuando vi esta campaña. Cuando se trata de crear polémicas hay marcas que no tienen límites, hasta el punto de llamar “Cara culo” a sus clientes. O esa es, por lo menos, la comparación que se puede sacar de estos anuncios. No sé si será un intento de llamar la atención o falta de previsión y ver más allá, pero está claro que a nadie le gustaría llevar unas gafas y que sus amigos y la gente que le vea por la calle le hagan comentarios sobre su cara y su trasero…

Pues esta es la campaña que ha lanzado Glassing, tranformando la frase malsonante “Kiss my ass” (Bésame el culo) en “Kiss my glass” (Bésame las gafas). Si encima completamos la pieza con individuos con cara traseril, pero eso sí, que llevan muy dignamente sus gafas de sol, el mal gusto está asegurado. Creo que la fusión del copy y la imagen dan un resultado un poco extraño. A mí hay algo que me falla en estos anuncios ¿Será que no soy su público objetivo?

La agencia encargada de esta campaña es Young & Rubicam.





Visto en: Lasblogenpunto

Social Media Freelance. Blogger en lacriaturacreativa.com. Fan absoluto de las redes sociales, la creatividad, el diseño y, en general, de todo lo que signifique comunicar de una forma diferente.